DE AQUI EN ADELANTE DEDICATE A LEER

DE AQUI EN ADELANTE DEDICATE A LEER
MIENTRAS ESCRIBIMOS PARA TI

ESTE LUGAR ES UNA ESTANCIA DEDICADA A LA SOLEDAD Y AL PENSAMIENTO

ESTE LUGAR ES UNA ESTANCIA DEDICADA A LA SOLEDAD Y AL PENSAMIENTO
PARA VER LA VERDADERA LUZ, HAY QUE MORIR PRIMERO.

NO LE DES MÁS VUELTAS ESTE BLOG ES UN:

NO LE DES MÁS VUELTAS ESTE BLOG  ES UN:
Y TODO LO QUE CONSTA ES LEGIBLE TENDRÀS QUE USAR LOS SEIS SENTIDOS.

LA LECTURA ES UN PLACER. DISFRUTALO, TIENE QUE SER A SOLAS.

LA LECTURA ES UN PLACER. DISFRUTALO, TIENE QUE SER A SOLAS.
ES "LA VITRINA DE LOS LIBROS Y AUTORES"

miércoles, 1 de octubre de 2008

ERNESTO SABATO INCOMBUSTIBLE GENIO. LECTURAS QUE DEBEN REPASARSE.







Semana del 21 al 27 de septiembre del 2002
Ernesto Sabato está vivo.

Dr. Oswaldo Paz y Miño J."

Vengo acumulando muchas dudas, tristes dudas sobre el contenido de esta especie de testamento que tantas veces me han inducido a publicar; he decidido finalmente hacerlo". 'Antes del Fin' (Pág. 13).

"Hay días en que me levanto con una esperanza demencial, momentos en los que siento que las posibilidades de una vida más humana están al alcance de nuestras manos. Este es uno de esos días". ('La Resistencia'. Pág. 11).
Hemos escogido a Sabato y a dos de sus emblemáticas obras y sobre todo, cercanas propuestas de una misma Época, la que Sabato para él consideraba su última etapa, para desde allá partir y de alguna manera sacudir el polvo que quiere asentarse en la memoria de quienes transcurrieron por otros manuscritos de este hombre.
"Quiero que todo en casa quede tal cual está, con sus roturas y con sus paredes medio descascaradas. Esta casa donde nació mi obra y murió Matilde...". ('Antes del Fin'. Pág. 128).

Los dos libros, tienen el Sello Grupo Editorial Planeta Seix Barral. 'Antes del Fin' fue escrito en 1998 y recoge el testimonio, las Memorias, la vida de un ser excepcional dicha por el mismo desde la realidad de la vejez. Fondo y forma de Sabato están expuestos con nostalgia, con alegría, con dolor y sabiduría. En Mayo de 2000 escribió 'La Resistencia'. Que es un reflejo del día a día del escritor que siente cerca el fin de su existencia, porque el peso de los años es realidad vital, que no virtual. Él lo anuncia, pero que no se quiere marchar, se resiste, aspira a compartir reflexiones y pensamientos a largo plazo, aquellos de aliento más profundo, forjados por en el largo tiempo que a él se le ha concedido para ejercitar su propio recorrido.Los trazados 'Antes del Fin' y 'La Resistencia' como ha quedado dicho tienen un contenido testamentario, complementario el uno con el otro. 'Antes del Fin' es el recuento que le lleva al escritor que presiente la partida y 'La Resistencia' es el deseo de prolongar los minutos antes del momento final. La Resistencia es además una demanda, un tirón de orejas, a la sociedad, a los líderes, a los gobernantes a todos para que no miren con indiferencia lo que nos está pasando, a que no hagan de la insensibilidad y la indiferencia su fórmula, porque esta es una fusión peligrosa ante la desesperanza de millones y millones que no tienen como llevar a la boca al menos, los restos de algún tipo de alimento."Con que indignación he visto un día de huelga nacional, con despótica soberbia, a la policía arrojando al suelo la comida que unos obreros preparaban en sus ollas populares. Y entonces me pregunto en qué clase de sociedad vivimos, qué democracia tenemos donde los corruptos viven en la impunidad, y al hambre de los pueblos se la considera subversiva". (Pág. 133).Sus obras, las que hoy compartimos, constituyen una expresión de voluntad, un gesto de buena fe, del ánimo de compartir desde la maravillosa etapa de la vejez. "Como la luz de la aurora que se presiente en la oscuridad de la noche, así de cerca está la muerte de mí. Es una presencia invisible". ('La Resistencia'. Pág. 146).De la ancianidad luminosa de una persona especial, que le puso cara a la vida en las buenas, en las dulces, pero sobre todo en las amargas, en aquellas en las que el espíritu del hombre se pone a prueba, en esas cuando quizá lo más conveniente, lógico o cómodo es no asumir, no enfrentar y así eludir el sufrimiento, el acoso, la hecatombe."Desde que Jorge Federico -su hijo- ha muerto todo se ha derrumbado, y pasados varios días, no logro sobreponerme a esta opresión que me ahoga. Como perdido en una selva oscura y solitaria, busco en vano superar la invencible tristeza. Embriagado de dolor, entre las ruinas de mi mente, resuenan lejanos unos versos de Vallejo: "Hay golpes en la vida tan duros, golpes como del odio de Dios" ". ('Antes del Fin'. Pág. 165).La vejez, es la representación más sublime de la sabiduría. La sabiduría de los viejos es única, propia de cada cual. Está marcada por experiencias que hacen del conocimiento único e irrepetible. La vida no ha tratado a los viejos de la misma forma, ni les ha formado igual, pero a la hora de ser tales, los viejos, entre ellos tienen una complicidad escondida, una correlación solidaria, por eso se juntan sin haberse visto nunca antes, en las plazas, en los parques en los cafetines, en las veredas donde planchan camas de cartón o en las manifestaciones, reclamando la estupidez de los gobernantes que apresura su muerte, al mermarles su jubilación o al incrementarles de forma ofensiva, ya que el supuesto aumento es una afrenta contra la dignidad. Por eso, muchos viejos han hecho lo que los ancianos japoneses, retirarse de la vida por mano propia. Para ser viejo, no se necesita de universidad, la vejez, es una materia que no se enseña, pero se aprende todos los días y a la que no todos los humanos llegan. Es una cátedra eterna, de la que pocos jóvenes quieren aprender, porque los conocimientos no se leen en el papel, se miran en las huellas de la piel, se escuchan en desgastadas voces. Las líneas del saber de los viejos, se han escrito en las arrugas marcadas de la frente, en el pelo cenizo, o en el fulgor de la calvicie. Los viejos, son todo: pasado, presente y futuro, en ellos este, es más claro que para nadie. Sin embargo, la incultura, la impostura, la decadencia, la sumisión, la influencia, y la miseria que se origina en el poder económico, en el manejo consumista y consumidor, ha generado una escuela, una actitud, un comportamiento 'antiviejos', en la sociedad de jóvenes del mundo, como si ellos, se iban a saltar la etapa de llegar a viejos. Los viejos ya no compran, o compran poco, no son materia de falsas ilusiones, dejaron de ser útiles para el comercio y deben ser marginados. No entienden, -eso creen los que no los quieren- de las cosas modernas, olvidándose que en todo lo moderno hay bases, fuentes y orígenes construidos por los viejos. Que los viejos han sido sus maestros y los formaron para el futuro. "Tenemos que reaprender lo que es gozar. Estamos tan desorientados que creemos que gozar es ir de compras .Un lujo verdadero es un encuentro humano, un momento de silencio ante la creación, el gozo de una obra de arte o de un trabajo bien hecho. Gozos verdaderos son aquellos que embargan el alma y nos predisponen al amor".A los viejos el último lugar, cuando habría de ser el primero. Ese lugar se les concede en las culturas ahora llamadas primitivas. Hoy, lo antiguo solo para colección. El dinero, la belleza física de los años jóvenes, la agilidad y la moda pretenden arrinconar a quienes añejaron su vida por la nuestra. Estos hombres y mujeres a quienes como a Ernesto Sabato, todos los demás debemos tanto, son materia de escarnio, de ofensas, de insultos, de comedia, de burla. Y el más recurrido de todos los agravios es recordarle su condición viejos, a los viejos. Cuanta miseria en nombre de la juventud."Me avergüenza pensar en los viejos que están solos, arrumados rumiando el triste inventario de lo perdido". ('La Resistencia'. Pág. 148).Todo ser humano que llega a viejo es sabio. Todo viejo es sabio y por sabio y por viejo Sabato conmueve."Sobre mi escritorio puse una fotografía de Jorge, y ahora lo miro, lo miro con la añoranza de un abrazo que me parte el pecho. Como querría volver hacia atrás el tiempo. ¿Cuándo acabará este peso agobiante y absoluto? Daría todos mis libros -qué pobres, qué ridículos, qué precarios, que inválidos, que nada al lado de esta pérdida- y daría mi prestigio, ese prestigio que tanto pongo entre comillas y los honores y las condecoraciones, por recuperar la cercanía de Jorgito". ('Antes del Fin'. Pág. 168).Lo estamos provocando a releer, a remover libros allá en su biblioteca para repasar lo de este Maestro Argentino y si no lo ha leído todavía pues a leerlo. Aquellos que aún no se han cometido la generosidad consigo mismos de leer a Sabato, pues que no demoren más.

La Hora 2002 - Quito - Ecuador